La tienda de El Italiano; tu ultramarinos del barrio SLOW FOOD
15839
page-template-default,page,page-id-15839,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¡Bienvenidos a la tienda de El Italiano!

De Italia a Calderón de la Barca, 9, en avión. Tu tienda de ultramarinos del barrio. Cortamos los salumis como en una charcutería y tenemos quesos que no encontrarás en ningún otro sitio de la ciudad. Casi nos quedamos a vivir en Italia cuando fuimos a conocer a todos estos productores a la feria de SLOW FOOD, pero pensamos que mejor volvíamos y os los acercábamos todos a vuestras casas.

Puedes hacer tu pedido de varias formas:

 

♥ En persona en la tienda. Estamos en la calle Calderón de la Barca, 9

♥ Enviándonos un email a tienda@elitaliano.es

♥ A través de WhatsApp. Solo dinos qué te apetece y cuándo vendrás a recogerlo, y nosotros lo tendremos listo 690 32 78 54

♥ Con la aplicación Menu para Android y Apple. Descárgatela pinchando aquí

Formaggi

Burrata DOP, de Delizie Pugliese. La Azienda Agricola di Micco está situada en el tacón de la bota de Italia, en la fabulosa región de Puglia (un verano allí es un antes y un después en la vida de cualquiera). Son expertos en aceite de oliva y en especialidades típicas de Puglia, como esta burrata. Un queso fresco con sorpresa dentro, ideal para ensaladas o para comer sobre pan de Cerdeña con un poco de pesto 5,80 euros/pieza

 

Treccia mozzarella DOP al peso. Antonio Daniele, el fundador de Caseificio Roberta, se empeñó en hacer la mejor mozzarella de Italia. Y lo consiguió en 2015, cuando ganó el premio a la mejor mozzarella. Cuando llegas a su pueblo, Salerno, y preguntas por la mejor mozzarella del lugar, todos contestan: “¡Roberta, Roberta!”. Nosotros tampoco tenemos dudas. 2,20 euros/100 g

Scamorza di bufala DOP, también de Roberta.  Un queso elaborado con leche de vaca, parecido a la mozzarella, pero más curado y con un toque ahumado 8,50/500 g

 

Parmigiano Reggiano DOP 12 ó 24 meses. De la Azienda Agricola Guareschi, situada en Roccabianca, Parma (Emilia Romaña), en un complejo rural que data del año 1700 y ocupa una superficie de 110 hectáreas 2,90 euros/100g

 

Gorgonzola Bollo Nero DOP. Algunos dicen que hasta Carlo Magno amaba este mítico queso. Nace en Lombardía, en las grutas de los Alpes de Bérgamo. Este es de Si Invernizzi, el caseificio de la tradición. Además, es un superalimento porque contiene zinc, fósforo, ácido fólico y vitamina B12 2,50 euros/100 g

Fiore Sardo DOP Canestrato, también conocido como pecorino sardo. De la Azienda Agricola Bussu, donde Salvatore Bussu administra la granja familiar que durante generaciones se ha dedicado a la producción artesanal de Fiore Sardo DOP, el queso típico de los pastores sardos 2,80 euros/100 g

 

Fontina DOP, un queso del consorcio italiano de productores de fontina que se elabora con leche de vaca y con una tradición ancestral. Las razas autóctonas de vacas se alimentan con los pastos de los Alpes… y eso se nota 2,60 euros/100 g


Taleggio DOP bio, un queso blando cuyo nombre deriva del valle homónimo, en la zona de Bérgamo, donde nació y donde todavía se elabora. Este es de la Azienda Arrigoni y se elabora con leche ecológica 2,50 euros/100 g

Pasta

Faella

 

El pastificio Faella está situado en Gragnano (Nápoles), en la capital mundial de la pasta artesana. Desde hace más de un siglo, elaboran pasta de sémola de grano duro 100% italiano en el número 13/14 de la plaza Marconi (más conocida como piazza S. Leone). El sueño de Gaetano Faella, el fundador, fue fare ‘e Maccarun’ buon’, como decía en napolitano. Y nosotros damos fe de que, junto al empeño de su hijo Mario, lo ha conseguido.

Mafaldine: una pasta originaria de campania, que recuerda a las cintas que adornaban los vestidos de las reinas en la antigüedad. Los napolitanos dedicaron esta pasta a la princesa Mafalda de Saboya, de dónde viene su nombre 7 euros

Lumaconi: la traducción en español sería, más o menos, “caracoles grandes”. Ideal para rellenar con los ingredientes que más te apetezcan, como ricotta y espinacas o ternera a la boloñesa 5,75 euros

Penne rigate: el corte de pasta más tradicional. En italiano significa “plumas”, y lo llaman así por su corte oblicuo, similar al de una pluma de escribir. Perfectos para cocinar con diferentes salsas porque su superficie hace que retengan muy bien los sabores 5,75 euros

Paccheri: con forma de cilindro, también son típicos de Campania. Su nombre deriva de “paccarià”, que en el dialecto napolitano quiere decir “bofetada”, por su consistencia grande y pesada. Como los lumaconi, son perfectos para rellenar 5,75 euros

Fusillone: su forma de hélice consigue que la salsa se adhiera perfectamente a la pasta. Recibe su nombre del hierro con el que se envuelve la pasta para darle la forma helicoidal: los fuso o guso 6,75 euros

Tofe: conchas redonditas y estriadas, ideales para salsas cremosas 5 euros

Ziti: una de las pastas más empleadas en las recetas de Italia del sur. Pequeños cilindros con la superficie lisa. Si quieres hacer una pasta gratinada, esto es lo que estás buscando 5 euros

Benedetto Cavaliere

 

Los Cavaliere comenzaron recolectando grano duro en el centro de Puglia. Pero la crisis agraria que sucedió a la unificación italiana obligó a esta familia a diversificar su negocio en 1918, y así es como surgió este pastificio. Andrea, cuarta generación, se puso al frente de Benedetto Cavaliere en 2007. Nosotros le conocimos en la feria Slow Food de 2014 y nos hicimos una foto con él que nos hizo más ilusión que si fuese George Clooney.

Fusili integrali bio: después de años de investigación y pruebas, los Cavaliere sacaron al mercado esta pasta integral con la variedad de grano idónea, que trabajan con el conocido como ‘Metodo Delicato’ y que son bio 5 euros

Linguini integrali bio: un tipo de pasta aplastado, parecido a los spaghetti y originario de Campania. Estos son integrales 5 euros

Pennoni Rigate: otro tipo de penne, en este caso, más grandes 5 euros

Penne rigate: 5 euros

Bucatini: como los spaghetti, pero tienen un agujero longitudinal que los atraviesa. El nombre proviene de “búco”, que español significa “agujero”. Son originarios de Sicilia 5 euros

Specialità

Pan de Cerdeña del Panificio Cherchi: un pan conocido como pan carasau o pan de pergamino sardo. Ideal para acompañar una tabla de embutidos. El más famoso de Cerdeña en el mundo entero y, además, el más antiguo: se han encontrado restos de este pan en los nuragos, las estructuras de piedra de la edad de bronce que se encuentran en toda la isla. 4,50 euros

Passata di pomodoro de Arturo Pratticò: En los años cincuenta, los abuelos de Arturo plantaron tomates en estas tierras de Calabria. En menos de seis horas, desde que cosechan el tomate, lo embotan sin añadidos; son tomates maduros, tan ricos en antioxidantes que no necesitan ningún tipo de añadidos 4,50 euros

Pomodori secchi de la Masseria Mirogallo, ubicada en Matera (Patrimonio Mundial de la Humanidad, según la UNESCO). Investigan sobre antiguas variedades de tomates, elaboran el producto artesanalmente e innovan, pero siempre dentro de la tradición 2 euros/50 g 

Marco Giacosa

 

Tiene dos trucos: la máquina “tortellinatrice” que data de 1945 y las harinas de primera calidad que utiliza. Pastas que sientan muy bien y que reúnen los sabores del Piemonte.

Tagliatelle con funghi porcini: una de las creaciones más peculiares de Marco Giacosa: tagliatelle con boletus 5,50 euros

Tagliolini al huevo: ideales para comer con flor de calabacín y gambas, o con un ragú de ternera. 4,50 euros

Salumi

Franchi

 

Una hacienda fundada en 1924 por Francesco Franchi, en el Piemonte, donde existe la tradición de salumeria más antigua del país.

Capocollo: también conocido como coppa, pero con el nombre y la  forma de elaborarlo típica de La Toscana. Muy similar a nuestro lomo de cerdo, pero aromatizado con hinojo 2,40 euros/100 g

Guanciale: embutido elaborado con la carrillera de cerdo. Perfecto para la pasta carbonara 2,30 euros/100 g

Salame toscano gigante: muy conocido y apreciado en toda Italia. Se diferencia de otros salchichones porque se hace de la paletilla del cerdo, magra, y una pequeña parte de tocino 2,90 euros/100 g

Ruocco

 

Situada en Agerola (Nápoles), nace en 1984 de la pasión y el empeño de Matteo Ruocco. Todos sus embutidos se elaboran artesanalmente manteniendo la tradición y utilizando una materia prima de gran calidad.

Salame di Agerola: embutido tipo salchichón, una antiquísima especialidad que se transmite de generación en generación 3,10 euros/100 g

Spek: paletilla deshuesada y ahumada 3,80 euros/100 g

Fratelli Sallini

 

En las montañas de los Apeninos (donde Marco) a más de 1000 metros de altura, en Emilia Romagna pero en la frontera con Liguria. Llevan desde 1820 haciendo estos embutidos además de dar de comer en su restaurante/hotel en el pueblo de Gropallo.

Pancetta arrotolatta: parecido a nuestra panceta. Se deja curar en salazón y se seca durante tres meses 2,10 euros/100 g

Coppa di Montagna della Valnure DOP: es como el cappocollo, pero de otra región, así que cambia la forma de elaborarlo. En este caso, el lugar de hinojo se usa nuez moscada 2,70 euros/100 g

Larderia Mafalda

 

(Colonnata, Carrara -norte de Toscana-) ya existía en 1930, cuando el lardo era solo un compañero de los pobres. Incluso aunque sea la DOP Lardo di Colonnata, hay que identificar al productor porque la receta siempre varía. En el caso de Mafalda, aunque la receta es más bien clásica, hay dos aspectos que lo hacen único: el microclima de la zona y el famoso mármol, que utilizan para madurar el lardo.

Lardo di Colonnata IGP: un embutido que se elabora curando tiras de manteca de cerdo con romero y otras especias 2,80 euros/100 g

Bonfatti

 

Nació en 1947, en Renazzo di Cento, un pequeño pueblo en el corazón de la Emilia Romagna. Una elaboración artesanal que

Mortadella Classica di Bologna: el embutido más representativo de los Bonfatti, quienes le confieren el sabor más clásico. Sin gluten ni lactosa 1,90 euros/100 g

Las míticas ‘birre’ italianas

Moretti

Fundada en 1859 por Luigi Moretti. Es, probablemente, la cerveza italiana más conocida en el mundo entero. Muy aromática y combina muy bien con todo lo que lleve tomate, como pastas y pizzas. 2 euros / 33 cl

Peroni

Fundada en 1846 por Francesco Peroni. Es la cerveza más vendida en Italia y se sigue fabricando en Roma. Es una cerveza tipo Lager con un gran aroma a lúpulo. 2 euros / 33 cl

Vinos italianos

Chianti Classico Villa Antinori: La familia Antinori ha querido rendir homenaje a una etiqueta histórica y un vino con una larga tradición 25,95 euros

Chianti Classico Barone Ricasole: Según la revista Family Business, Barone Ricasoli es la cuarta empresa familiar más antigua del mundo y la segunda del sector vitivinícola 9,75 euros

Primitivo Puglia: Un vino amable, fresco y directo. Elaborado con la uva local primitivo, que en otros lugares del mundo se conoce como zinfandel 8,45 euros

Collebello bio: Un tinto suave y eco de la toscana, del que solo hacen 19.000 botellas 7,45 euros

Nero d’Avola: La uva tinta centenaria más importante de Sicilia 8,45 euros

Lambrusco Tinto: De fermentación natural, cosecha de la Vigne del l ’Olmo 7,45 euros

Grecanico: Un vino ecológico perfecto para acompañar nuestros linguini allo scoglio (con cigalitas, almejas, mejillones y calamar) o cualquier otra delicia de la isla del sol 7,45 euros

Chianti Classico Badia di Coltibuono: Un vino ecológico de la familia pionera del Chianti. Llevan haciéndolo desde 1846 en esta abadía del siglo XI, situada en el corazón de La Toscana y ahora hasta salen en Netflix. ¡No os los perdáis en el documental ‘Sal, grasa, ácido, calor’, de Samin Nosrat! 10,95 euros

Moscato d’Asti: De Alice Bel Colle (Piamonte), el vino de moda. Un blanquito con burbujas de la zona de Asti, un poco dulce y con solo cinco grados 7,45 euros

Vermentino Marchesi Antinori: La primera cosecha de este blanco comenzó a producirse en 1996. Es un vino millennial 24,95 euros