El Italiano | Las verduras y el cielo de Matera: Patrimonio de la Humanidad
130
post-template-default,single,single-post,postid-130,single-format-image,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vertical_menu_outside_paspartu,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Las verduras y el cielo de Matera: Patrimonio de la Humanidad

El tomate seco y las verduras en aceite de la Masseria Mirogallo de la Lucana, la tierra del sole, en Basilicata son la número 1 de Italia, hasta para la mítica revista Gambero Rosso. Sus alcachofas, tomates y pimientos son un sueño. Casi tanto como despertarse en Matera. Una ciudad quieta y blanca, que es Patrimonio de la Humanidad (un brindis por la Unesco). Nosotros llegamos a Matera una noche de noviembre, alquilamos una habitación en una casa del barrio rehabilitado, los sassi de Matera, las casas excavadas dentro de la piedra caliza y cuando nos despertamos pensamos que la luz de este cielo, debería de ser también, Patrimonio de la Humanidad.

Matera

Matera al amanecer de noviembre. Una foto del viaje de Merche y Carlos a Matera, en busca de las mejores verduras en aceite de Italia.

Matera al amanecer de noviembre. Una foto del viaje de Merche y Carlos a Matera, en busca de las mejores verduras en aceite de Italia.