El Italiano | Los tomates veramente buonos son los de Arturo Pratticò de Calabria
44
post-template-default,single,single-post,postid-44,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vertical_menu_outside_paspartu,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Los tomates veramente buonos son los de Arturo Pratticò de Calabria

Cuando abrimos los tarros de cristal de Arturo Pratticò,  Calabria aterriza en nuestra cocina. En los años 50, los abuelos de Arturo Pratticò plantaron las tierras del sur de Calabria de tomates. Estuvimos en el Capo Bruzzano,  en su Azienda Agrícola. Y redescubrimos el tomate.

Tomates de Arturo Pratticó 2

Al fondo Capo Bruzzano, en lo mejor de Calabria cultiva sus tomates Arturo Pratticó. Foto de Arturo Pratticó

Son tomates tan maduros, tan redondos en sabor y tan ricos en antioxidantes, que no necesitan más que su propio jugo para mantener su sabor fresco y delicioso. Con el punto justo de sal y de dulzor. El tomate ¿es una verdura o es una fruta? Para Arturo, son el corazón de Calabria.

Con estos tomates hacemos una salsa de tomate para los Bucatini Amatriciana de soñar!! Foto de Arturo Pratticó

En menos de 6 horas desde que cosechan el tomate, consiguen embotar sin ningún tipo de añadidos el sabor del tómate de Calabria.

Tomates de Arturo Pratticó 3

La recolección manual de los tomates veramente maduros, que en menos de un minuto estarán listos para empezar a elaborarse. La Costa calabrese es la costa del Tomate. Foto de Arturo Pratticó

Nosotros nos traemos a EL ITALIANO esta tomatada original y fresca con la que hacemos unas salsa de tomate veramente buona. No te pierdas los SPAGHETTINI A LA PUTTANESCA, con ajito, anchoas, aceitunas de Liguria, alcaparras de Cerdeña y peperoncino de Calabria de nuestro amigo Arturo! que si, también nos manda el pepperoncino.

Pepperoncino della famiglia Pratticò